Servidor NAS y Almacenamiento en cloud privado en un plis plas con raspberry pi

Por aclamación popular, voy a añadir unos sencillos pasos para que por cinco duros (materialmente) y algo de material sobrante en casa, construir un servidor de ficheros con almacenamiento en la nube privada, y además los pasos para sincronizar con otos almacenamientos que tengamos como google drive, google photos y/ dropbox, de modo que no tengamos que preocuparnos si de un dia para otro nos cansamos del servicio o decidimos no seguir siendo miembros de la comunidad del gran hermano.

 

En primer lugar hay que comprar la Raspberry pi 2 Modelo B . Yo la compré en Amazon por 25 € puesto en casa. Hace falta asímismo un tarjeta  MicroSD de 4GB, aunque es recomendable al menos de 8GB. Yo tenía una 16GB de un movil antiguo.

Después basta bajarse la raspbian que es el sistema operativo de la raspberry desde la página de Raspberry. En el momento de escribir el artículo es una versión de raspbian basado en la Debian Jessie.

 

Con otro ordenador, basta descomprimir el zip de la raspbian en la raiz de la microsd. Enchufar la Raspberry a un TV mediante el conector HDMI (o monitor), a un teclado usb y un ratón usb. Insertamos la microsd en la raspberry y conectamos la alimentación.

 

Arranca automáticamente y solo hay que contestar a las clasicas preguntas de contraseñas, lenguaje, teclado, wifi, etc. Es bastante simple hasta para los novatos, pero hay muchas guias en internet por si alguien tiene complicaciones. Por ejemplo, aqui.

 

Una vez instalada la raspberry, podemos comprobar que podemos conectarnos desde otro ordenador mediante ssh. Para ello, lo más conveniente es configurar la raspberry con una dirección IP fija.

 

Una vez hecho, yo he desconectado la TV el teclado y el ratón de la raspberry, y la he puesto en un lugar disimulado. Le he enchufado a los puertos usb una serie de discos usb que tenía por casa que he montado dentro de un directorio llamado /media de la raspbian. Asi podré darle uso a esos discos que tenia tirados por ahí para almacenar copias de las carpetas de dropbox y google-chrome y tener todas las peliculas, musica, etc, en un lugar central facilmente accesible desde ordenadores, tablets, telefonos, etc. (Eso es un servidor NAS para quien no lo sepa).

Depende de los dispositivos que tengas hay diversas maneras de configurar el NAS. Si quieres acceder desde algun sistema guindous, lo más facil es instalar SAMBA en la raspberry. En mi caso yo he entrado desde mi portatil con ssh (me he configurado un acceso sin contraseña) e instalar samba como indican en esta pagina. Yo como no uso nada de ésto, simplemente he compartido la carpeta media para el usuario pi, que es donde se montan todos los discos externos, y he añadido un acceso a través del navegador de ficheros de linux de mi portatil para que aparezca como una carpeta más. Para acceder desde el movil, android en mi caso,, he instalado el gestor de ficheros astro, que te permite acceder a carpetas por ssh, simplemente añadiendo el acceso directo.

 

Ya está, ya puedo acceder a todos mis discos desde un lugar central desde todos mis dispositvos!!

 

Pero claro, también sería interesante poder acceder desde el exterior, con cualquier navegador o utilizar una aplicación tipo dropbox con un interface muy facil para compartir ficheros, enlaces, etc. Esta aplicacion se llama owncloud. Tiene un cliente también para android. Una vez instalada y configurada para compartir el directorio /media, ya tenemos nuestra propia nube, que además podemos compartir con más personas, puesto que acepta varios usuarios (un apartado para mi mujer, otro para cada hijo mio, etc.)

 

Pero también he hablado de sincronizar localmente nuestros ficheros de dropbox, google drive, google photos y otros… Esto se consigue con una aplicación llamada rclone. En el enlace hay instrucciones muy sencillas para instalarlo. Yo he añadido una entrada en el cron de la raspberry para que me sincronice directamente cada día de madrugada automáticamente. También podemos usar rsync para sincronizar automáticamente el disco principal con otro disco de backup que tengamos puesto en la raspberry. En mi caso tengo una estación de acoplamiento donde he enchufado varios discos para backup, aunque también podemos montar un sistema de mirroring automático con varios discos con RAID.

 

La verdad es que todo ésto lo he hecho en una tarde, y funciona de fábula!!! Lo de la RASPBERRY es un gran invento.